viernes, 9 de junio de 2017

En clave de #Hospitalidad: Beato Eustaquio Kugler

1ª lectura:      Colosenses 3,12-17
«Por encima de todo, el amor, que es el ceñidor de la unidad consumada»
Salmo:            «Bendito sea el nombre del Señor por siempre»
Evangelio:     Marcos 6,53-56
«Cuantos tocaban a Jesús se curaban»
En aquel tiempo, cuando Jesús y sus discípulos terminaron la travesía, tocaron tierra en Genesaret, y atracaron. Apenas desembarcados, algunos lo reconocieron, y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza, y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.


*      Reflexión
Nació el 15 de enero de 1867 en Neuhaus, en la diócesis de Ratisbona. Emitió los votos religiosos en la Orden Hospitalaria de san Juan de Dios el 21 de octubre de 1895. Religioso de profunda vida interior, fue por 20 años superior local, y del 1925 hasta su muerte, sobrevenida el 10 de junio de 1946, Superior Provincial de la Provincia religiosa de Baviera.
Apasionado de su vocación #hospitalaria, siguió las huellas de Cristo compasivo y misericordioso.

Sus restos mortales se conservan en Ratisbona, en la iglesia del Hospital dedicado a S. Pío V, que él mismo construyó. Fue beatificado por Benedicto XVI el día 4 de octubre de 2009.